sábado , marzo 2 2024

RESEÑA TEARS OF MISERY – INCONFORMITY MANIFESTO

Tears Of Misery –Inconformity manifesto

Sello Independiente. 

Por: Dr Jeckyll y el señor Hyde

Contundente Death Metal sin concesiones, es la mejor y más breve manera de describir este trabajo de la excelente banda bogotana Tears of Misery, en cada corte de “Inconformity Manifesto” es evidente la maduración de un sonido fuerte elaborado de la mejor manera, con el único objetivo de transmitir un mensaje claro y sincero de como siente y ve la realidad nacional estas cuatro personas y es precisamente por este motivo que queremos diseccionar diferentes aspectos que componen esta obra.

La portada del disco es absolutamente clara, además demuestra el contexto desde el que habla la agrupación. Encontramos de fondo la plaza de Bolívar de Bogotá y en el centro de la imagen una ejecución pública con varios personajes que representan diversos problemas de la realidad nacional, en su orden de izquierda a derecha, un político con su vientre lleno de billetes, una reina de belleza, un guerrillero o un paramilitar, dependiendo de la interpretación, con fotos pegadas en todo su cuerpo, un religioso con lo que parecen ser juguetes colgados de su cintura, en frente del mismo se encuentra un niño, al parecer orinando, en muestra, de lo que corroboraremos en la letra de “Religious Disease” de los escándalos de pedofilia protagonizado por religiosos en diferentes partes del mundo y finalizando la imagen de personajes de la tarima, un verdugo que lleva un su mano algo que se podría interpretar como un hacha con la forma del logo símbolo de la banda; en la parte de abajo encontramos una serie de personas abucheando y lanzando piedras a los cadáveres colgados. Resultan interesantes los cubrecabezas con sonrisas de los personajes ejecutados, se podría pensar que es una referencia de la burla a la sociedad de cada uno de los actores que representa cada una de las figuras.

Las liricas plasman a cabalidad el concepto que quiere transmitir la banda y que ya nos deja entrever la portada, un manifiesto de inconformidad con la dura realidad nacional. Si bien el tema político atraviesa la mayoría de los temas no hay una toma de partido en términos ideológicos, consideramos que es un grito de hastió que demuestra la imposibilidad de cambio que experimentamos la mayoría de los colombianos. Para tal fin la banda utiliza un lenguaje directo que describe en una forma descarnada los problemas derivados del abuso del poder, especialmente en instancias políticas y religiosas, tal vez en esa línea encontramos letras como la de “Social Cleansing” que si bien se podría interpretar como una propuesta de extrema derecha (en un momento nos recordó a Sin Salida), describe de una manera extrema el cansancio frente a una situación invariable en el tiempo.

En la parte musical nos encontramos con un Death Metal muy bien ejecutado, influenciado por la vieja escuela de Tampa, a nuestro parecer especialmente Morbid Angel, Cannibal Corpse, Death y Monstrosity, sin dejar a un lado arreglos que recuerdan más el metal melódico sueco. En lo referente a la composición encontramos elementos que complejizan la estructura de los temas enriqueciendo de esta manera la experiencia del escucha, amalgamas en algunos temas, cambios de tempo al interior de las canciones, en este sentido se destaca el trabajo del baterista Giovani Roa, realizando cambios en la velocidad de sus blast beats, acompañando perfectamente al resto de la banda, algo poco común en el contexto local, en este mismo sentido es importante subrayar el trabajo de las dos guitarras –Oscar Bayona y Sebastian Rodriguez- que incluyen las armonización de las melodías por terceras y octavas, armónicos en los riffs muy a lo cannibal y cortos pero profundos solos que engloban la composición e intención de los temas. En cuanto a la voz se debe destacar el impecable trabajo de Hernán Bautista mostrando su capacidad vocal y excelente vocalización que permite seguir las letras fácilmente, nada de cerdos o similares, guturales humanos en excelente forma. Desde nuestra apreciación la pista 4 y 5 representan de la mejor manera la potencia del disco.

Un capítulo aparte merece la producción del disco, lo escuchamos en diversos reproductores para hacernos la mejor idea posible del sonido. Antes de iniciar es importante recordar que “inconformity Manifesto” se encuentra dividido en dos partes, lo seis primeros temas grabados en 2013 y 2014 y los últimos tres cortes correspondientes a una grabación del año 2009, esto nos llevaría a pensar que encontraríamos un salto de calidad, no solo de idioma en las liricas, de los primeros temas a los últimos y nuestra conclusión fue exactamente la contraria. Los tres últimos temas nos muestran una grabación con matices, mucho más natural y nos deja sentir la profundidad de la banda en vivo, el bajo es un elemento importante de los temas y se siente esa presencia, los bombos a veces se pierden, especialmente en los blast beats, pero en términos generales la grabación deje apreciar mejor a la banda. Los seis primeros temas nos muestran una producción plana y con una mezcla desbalanceada que se olvida del bajo restándole potencia y profundidad a los temas, la exagerada compresión del redoblante crea un timbre un tanto artificial. En términos generales consideramos que la ingeniería le resta puntos al conjunto en general, perjudicando el impecable trabajo que realiza la banda. Como en ocasiones anteriores el talento y la concepción musical de la banda rebasa de sobre manera el trabajo de producción.

Relacionado

Dark Manthra: Jinetes del Caos

Por Fabián Esteban Beltrán Un mórbido salvajismo, atraviesa de principio a fin cada uno de ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Follow by Email