miércoles , julio 6 2022

Maestros de la disciplina ALEJANDRO ROJAS

Metal Live Magazine

MAESTROS DE LA DISCIPLINA Edición #13 mayo 2022

Existen músicos en la escena colombiana que han sabido dejar una impronta en cada proyecto que han emprendido, allanando el camino para quienes han venido después y convirtiéndose en auténticos referentes para la música extrema nacional. Este es el caso de Alejandro Rojas, cuyo salvaje estilo ha sido parte vital de agrupaciones cruciales en la historia del metal hecho en nuestro país como Leishmaniasis, Underthreat y  Soulburner. Conversamos con Alejo y esto fue lo que tuvo para contarnos sobre su trayectoria y motivaciones.

Metal Live Colombia: Buenos días Alejandro, es un placer para Metal Live tener a un maestro de la batería dentro de esta edición. Hablemos un poco de su trayectoria.

Alejandro Rojas: Agradecido con ña invitación, un gusto para mi. Mi experiencia musical empieza a finales de los ochentas, cuando estaba en el colegio, en esa época con las ganas y el entusiasmo que caracteriza a la juventud,  fundamos en el año 1990, con mi hermano y compañero de colegio Sergio Mariño, la banda Leishmaniasis, que es una banda de Grind Death Gore. Siendo una banda joven tuvimos la oportunidad de cerrar la primera versión de Rock al Parque en el año 1995, el cual se llevó a cabo en la media torta.

En 1999 llego a la banda Underthreat, en donde debuté con el álbum “Hipostasis”, dando inicio a una de las bandas más representativas del Metal Nacional. En 2001, Underthreat es invitada al festival Milwakee Metal Fest, en Wisconsin. Para esa época, Underthreat decide radicarse en los Estados Unidos en donde grabamos nuestro segundo y tercer trabajos discográficos titulados “Behind Mankind’s Disguise” y “Deathmosphere”.

En 2006 hay un receso dado que los hermanos Nicolás y David Bermúdez, viajan a Reino Unido a engrosar las filas de Blaze Bayley, exvocalista de la mítica banda Iron Maiden. No obstante estar separados, la banda siempre se mantuvo en contacto, por lo que posteriormente en el 2011 nos reunimos y se crea el cuarto LP “The Manifested Void”, que se graba en Colombia. En 2017 sale al mercado el quinto trabajo discográfico “The Prison Within, ya consolidado el sonido y estilo propio de la banda. Actualmente, con la madurez y estabilidad que alcanzamos, nos encontramos acabando nuestro sexto álbum “Impermanence”, el cual esperamos sacar en el segundo semestre de este año.

En el 2000 también hice parte de la agrupación de DEATH METAL bogotano Soulburner y grabe el primer álbum Hellfire, y en esa misma época, dado que era difícil encontrar músicos, me invitaron a hacer parte de la banda Neurosis, banda para la cual grabe el sencillo “The Trial”.

Desde mis inicios como baterista he tenido la posibilidad de tocar en muchos festivales, siendo la acogida de la gente lo que me inspira a seguir en esta profesión; hago música con el corazón, no sé cómo explicarlo, hacer música en mi opinión, no sé trata de si le gusta a todo el mundo sino de  ser sincero y profesional con lo que uno hace.

MLC: ¿Cómo era hacer música hace 20 años y como lo describe ahora?

AR: Hacer música en mi género era muy difícil, pues si bien era una pasión, a la vez era sinónimo de rebeldía porque en esa época era incomprendido el metal y poco aceptado, ya que venimos de unas raíces tropicales y las letras de las canciones desde siempre se han caracterizado por ser revolucionarias, pues son una crítica a las falsas doctrinas que nos quieren imponer. Así mismo, en cuanto a los instrumentos, eran difíciles de conseguir y muy caros para entonces. Y como si fuera poco, era muy difícil que lo entendieran a uno, empezando por la forma de vestir y por el hecho de tener el cabello largo, en ese tiempo, siempre nuestros padres querían vernos de otra manera, por ejemplo, a mí me tocó una lucha incansable para llegar a ser lo que realmente dictaba mi corazón y lo que quería ser, ya que mi obsesión desde mis inicios era la música metal. A pesar de que era difícil ser músico en este género para esa época, salieron bandas increíbles y auténticas en el género.

Ahora considero que es más fácil hacer música, en el entendido de que el acceso a la misma es mayor, pues existen muchas más herramientas tecnológicas, internet y plataformas digitales que lo acercan a uno más a ella. Son mucho más fáciles los lanzamientos de las bandas, hay estudios, productores, managers, fotógrafos, es decir, gente dedicada exclusivamente a este arte musical. Así mismo, hay mucha más industria, almacenes y dealers de metal que hacen a su vez que la adquisición de los instrumentos sea más asequible, pues el mercado colombiano se ha expandido en este sentido. Sin embargo, en cuanto a la calidad de la música, existe más música que no trasmite y la hacen por hacer.

MLC: ¿Recomienda alguna aplicación o software que ayude a los bateristas?

AR: La verdad no utilizo una aplicación y software en particular, no obstante, ahora se encuentran muchas y diversas cosas en la red que se pueden mirar, y son de ayuda para estudiar.

MLC: ¿Cuántas veces ha tocado en rock al Parque?

AR: He tocado en Rock al Parque, creo que alrededor de unas nueve veces, fuimos invitados con Leishmaniasis a la primera edición del festival que se llevó a cabo en 1995 en la media torta, luego para los años 2000, 2001, 2006 y 2010 hice parte del festival con Soulburber (para el 2000 Ritual). En 2004, 2011 nos presentamos con Underthreat. Posteriormente, para la celebración de los 15 años en el 2009, fuimos nuevamente invitados a participar del festival con Leishmaniasis, y finalmente, para la celebración del aniversario de los 25 años en el año 2019,  estuvimos con Underthreat.

Haber participado en esas versiones del festival ha sido una muy grata y buena oportunidad para las bandas, siempre nos han tratado muy bien desde los equipos técnicos hasta todo lo que conlleva estar en un show de esos, nunca hemos tenido ningún contratiempo.

MLC: ¿Cuál es su marca de batería preferida?

AR: Tengo varias, actualmente uso varias marcas. Desde mis inicios usé Mapex, la cual siempre me ha gustado por su madera, su finura, sus herrajes; en los redoblantes me gusta usar los Mapex Black Panther. También me encantan las Tama por lo mismo, sus herrajes, son unas baterías increíbles. Así mismo, he tenido la oportunidad de usar las Pearl que me gustan mucho, tienen una buena tecnología en los herrajes, actualmente, tengo un redoblante signature de Pearl.

MLC: ¿Qué opinas del rol de un baterista en una banda de Metal, cuando escasean mucho los bateristas buenos y confiables?

AR: Considero que el rol de un baterista en una banda es muy importante, ya que es la base de una banda exitosa, pues es el que le otorga estilo y forma a las composiciones. La verdad, no veo que en esta época escaseen los bateristas, antes si era muy difícil encontrar un baterista, pero creo que en esta época es más fácil interpretar el instrumento porque hay muchos más métodos, como lo mencioné, hay profesores, escuelas musicales y hay gente que tiene en la vena los tambores, entonces les resulta; conozco increíbles compañeros, que tocan maravilloso y hacen de sus bandas un gran espectáculo, unas bandas muy serias y profesionales.

En la actualidad hay bateristas muy buenos, tengo muchos amigos colegas de vieja escuela y de la nueva sangre que hacen muy bien su trabajo. Una buena banda siempre tiene que estar respaldada por un buen baterista.

MLC: ¿En cuántas bandas de metal colombiano has participado?

AR: He participado aproximadamente, si mi memoria no me falla, en nueve bandas de la escena nacional local, entre ellas, Underthreat, Leishmaniasis, Soulburner, Arzen Project, Blazing, Neurosis, Exterminance, Subliminal, Ethereal y creo que no más, porque aburriría a todo el mundo (risas).

MLC: ¿Cuál es la clave o la fórmula que cree Alejandro que se necesita para lograr ser un buen baterista?

AR: Bueno, la fórmula existe en cada uno, yo he tenido constancia, organización, dedicación, amor y pasión al instrumento, a la música. Ser muy honesto con las capacidades propias y saber hasta donde uno puede llegar. Siempre hacer las cosas bien, así sean las cosas más sencillas o no las más virtuosas. Hay que dedicarle tiempo para llegar a algún nivel. Pero la base de todo es hacer las cosas porque te gustan y revolver un poco de whisky con emociones fuertes (risas).

MLC: Alejandro ha desarrollado un estilo propio y un punch en su técnica que lleva la batería a tener carácter y pasar a otro nivel, ¿como ha sido el desarrollo de esta técnica?

AR: La verdad he sido un baterista empírico, he estudiado ciertas cosas con profesores que me han enseñado a mejorar mis técnicas y también con colegas que me han echado la mano en algún momento de mi carrera; uno va aprendiendo en el camino, y pues no sé, azotando tambores 20 años creo que se aprende algo.

MLC: ¿Sigues algún baterista en especial que te influencie e inspire?

AR: Sí, me encantan bateristas como Gene Hoglan, Pete Sandoval, Igor Cavalera, Nicholas Barker; de otras tendencias me gusta Mike Portnoy, me parece increíble baterista. De acá hay muchos colegas que tocan increíble, como mi amigo y hermano Sander Bermudez, los señores Mauricio Manrique y Esteban Souza, mi amigo Camilo Moreno, hay tantos que se me escapan, que se me quedan por fuera, pero hay gente que de verdad hacen música con pasión, yo no me limito al género metal sino a lo que me gusta, veo un baterista que me gusta y lo empiezo a seguir, a ver.

MLC: ¿Cuál cree que es el logro más grande que ha obtenido en esta carrera musical?

AR: Para mí los logros han sido unos discos y conciertos que me han gustado mucho, por ejemplo un disco que ha marcado mi carrera musical fue “Deathmosphere” (2004) de Underthreat, y más recientemente el nuevo y tercer álbum de Leishmaniasis, “Chronicles Of Her Atrocions Rotten” ya que salió después de tanto tiempo de no grabar, el anterior había sido en el 2008  “Whore Smashing Hammer”, es un disco con mucha energía. Como mencioné, también nos encontramos grabando con Underthreat el sexto álbum de la banda, “Impermanence”, este disco es el resultado de la madurez y experiencia musical que hemos consolidado como banda, es un disco diferente desde la producción hasta todos los detalles, está hecho con mucha cabeza y corazón, por lo que estamos seguros va a ser parte memorable de la banda.

En cuanto a los conciertos, recuerdo con mucho agrado estar en Estados Unidos en el Milwakee Metal Fest y en Las Vegas Metal Fest, como ya lo mencioné, también ha sido un logro para mí participar en la celebración del aniversario de los 15 y 25 años de Rock al Parque. A veces no son festivales sino conciertos pequeños locales que uno queda tan conmovido y con tanta energía que ese es el motor y la gasolina para seguir adelante.

Vendrán muchas cosas mejores, ya que hemos sembrado la semilla y vamos a recoger los frutos de todos estos años de carrera, porque la verdad ha sido ardua, no ha sido fácil, pero vienen buenos tiempos.

MLC: ¿Ya para terminar alguna recomendación que quisieras dar a los bateristas o músico en general?

AR: Hacer música con pasión, de corazón, las opiniones o criticas frente a los músicos o a las bandas siempre hacerlas para construir, gozar de cada momento, y si hay un concierto que sea una fiesta porque hay mucha gente que se sacrifica y solo lo sabemos los que tenemos bandas, y mucha gente no cae en cuenta de eso. Para los bateristas, que tengan su método, por ejemplo, tener el metrónomo para estudiar, y utilizar todas las facilidades que hay ahora con la tecnología.

MLC: Déjanos por favor un saludo para los lectores de Metal Live

AR: Un saludo muy especial a la escena del metal, ya que sin ella no podrías hacer, ni seguir haciendo música, gracias a Metal Live por la invitación y que ¡viva el metal!

 

 

 

Shop Metal Live

Relacionado

Maestros de la Disciplina Mad Kat

Por. Alfredo Sánchez Aguilar PRIMERA PARTE: NOMBRE COMPLETO. Katherine Arévalo Sánchez FECHA DE NACIMIENTO. 15 ...

Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Follow by Email