Infinitee: Djent con posibilidades infinitas

Por Carlos Escalante

El Shred y el Djent están más vivos que nunca, y es que si bien en la actualidad existen una gran cantidad de virtuosos guitarristas en el mundo, conocidos mayormente por la masificación de la música a través de internet, los mencionados movimientos están lejos de estancarse. Grandes exponentes de este subgénero que combina elementos de muchos otros estilos musicales, como Plini y su progresión jazzística, o unos más metaleros Animals as Leaders, en cabeza del genial Tosin Abasi, han generado tal influencia en la actualidad, que composiciones complejas, incursiones electrónicas y sonidos atípicos ya no son sólo el estándar de las agrupaciones ultra clásicas del Metal Progresivo como Meshuggah o Dream Theater. Con esta consigna llega directamente desde Edmonton el guitarrista Tres Thomas con su proyecto instrumental Infinitee, presentándose para todo el mundo con su primera producción: The Possibilities are Endless.

The Possibilities are Endless es pues, el inicio de un viaje musical lleno de sonidos donde, según su creador ¨todo es posible…¨. No obstante Tres Thomas continúa formando parte de los deathmetaleros Tales of the Tomb, el sonido de Infinitee busca ser más crocante, más ambiental, y por momentos, completamente diferente al de cualquier proyecto similar. Sin lugar a dudas es una propuesta ambiciosa, una búsqueda por identificarse en el amplio espectro de djenters y shredders del momento, aunque sin prisas; El sonido de Infinitee se toma su tiempo en llegar a cautivar, así como el universo y ese halo de improbabilidad de conocerlo a plenitud se presenta cada que se voltea a ver el firmamento.

La producción consta de seis muy bien auto producidos tracks, comenzando por Xenocybin, una amalgama de Blast Beats a lo Meshuggah, con melodías más sintéticas al más puro estilo de varios exponentes del catálogo de Sumerian Records como Between the Buried and Me o Born of Osiris. Le sigue Lost, corte con riffs más intensos, baterías más rápidas y en general, un sonido más orgánico y deathmetalero.

A partir del tercer y cuatro track, llamados Robots Vs The Wooden Chairs, partes uno y dos respectivamente, es cuando Infinitee comienza a proyectar su sonido original. Ambos cortes mezclan sintetizadores con unos riffs que en ocasiones son bastante melódicos, pero en otras regresan a la furia con que sonaban las canciones anteriores. Dicho por el mismo Tres Thomas:

– ¨En tracks como Xenocybin, Lost y en la canción que da nombre al álbum, el sonido es más Metal y convencional en cuanto a su instrumentación. Canciones como Robots Vs The Wooden Chairs (Partes 1 y 2) están más influenciadas por la música electrónica, con el fin de captar el interés de aquellas personas que no están mucho en la onda del Metal o el Djent, y que aprecien más los elementos electrónicos de la música¨

Tras el track que le da título al álbum, The Possibilities are Endless, llega Free, un excelente corte final que además deja la invitación para seguir a Infinitee y embarcarse en el viaje que Tres Thomas ha emprendido con su proyecto musical. Sin lugar a dudas la cereza sobre el pastel en un disco que aunque se siente un poco corto, es un excelente abrebocas para entrar en esta escena.

Para acceder a The Possibilities are Endless, así como estar al tanto de lo que Infinitee y Tres Thomas tienen para ofrecer, pueden buscarlos en el canal oficial de la banda en Youtube.

Infinitee, ¡robots, Djent, y un universo musical donde todo es posible!

Relacionado

Rotting Christ presenta “Fire, God and Fear” (Official Lyric Video)

Después de casi tres años de silencio Rotting Christ,  anuncia con orgullo su nueva propuesta ...