UN VIAJE AL FIN DEL MUNDO – Celebración de los 20 años del Poder Latino

El pasado 18 de mayo de 2018 en el Auditorio Lumiere de Bogotá, los fans de los géneros representativos de la década de 1990 y de la de 2000 tuvieron la oportunidad de encontrarse y disfrutar de bandas representativas de los sonidos de esta época. Todo esto, a causa del EQ Rock Fest que trajo como plato fuerte la celebración de los 20 años del álbum “Poder Latino” de la banda argentina A.N.I.M.A.L., congregando así a una fanaticada fiel a un evento que se caracterizó por su profesionalismo. De igual manera, las demás bandas del festival dieron buena cuenta de sus habilidades, y el público tuvo la oportunidad de disfrutar de un buen concierto.

La apertura estuvo a cargo de Boca de Serpiente, una banda que se arriesga a presentar un formato mínimo en personal y amplio en sonido con ensamble de solo bajo y batería, con un estilo que se podría definir como Stoner Rock. Esta banda ofreció una enorme carga de psicodelia a la poca asistencia que se encontraba en ese momento, y en ningún momento se dejaron amedrentar ante este reto tan habitual para la banda de apertura. Aún así, la voz principal de esta banda deja mucho que desear, y se queda en un buen intento que no da la talla a un sonido que demanda más potencia.

En segundo lugar, se presentó la banda Surviving tocando el más puro Metalcore reminiscente del cambio de milenio, animando aún más a la ya más animada audiencia demostrando una gran actitud. La banda demostró tener un sonido compacto y ajustado, en el cual también se dieron espacios precisos para evidenciar el nivel técnico de sus músicos sin que esto opacara el desempeño general de la banda; además de contar con un frontman que sabe hacer su trabajo. Aunque no es precisamente el más pesado de los géneros, y a veces su continuidad queda en entredicho, Surviving prueba que el Metalcore va a seguir dando de que hablar por mucho más tiempo.

Luego, tuvimos la oportunidad de ver a la banda venezolana Cadáveres Podridos, quienes le apuestan a un sonido de raíces más tradicionales, pero procurando ofrecer algo más actualizado haciéndolos bastante acordes a los tiempos actuales. Esta banda hace una potente suma de Post Punk con Hard Rock, manteniéndose en firme durante su presentación a pesar de unas claras fallas en el sonido de la presentación.

También venezolanos, el mosh pit se abrió con Punto de Ira y su intenso Hardcore New School, atacando con dos vocalistas y haciendo que la audiencia finalmente se moviera más allá de los aislados cabeceos con las bandas anteriores. Una descarga de energía recibió el EQ Rock Fest a cargo de estos hardcoreros que no cedieron ni un ápice en su frenetismo, subiendo la temperatura en sentido literal y figurado. Igualmente, fieles al estilo los intermedios entre canciones se vieron cargados de los floridos discursos propios de este género, los cuales iban muy de la mano con los del acto principal, logrando mantener la anticipación en el público.

A continuación, llegó Koyi K Utho en su versión 3.0 demostrando una vez más por qué son los máximos representantes del Industrial Metal en Colombia, y que toda buena presentación merece un buen performance. Los koyis hicieron gala al culto alrededor de ellos tocando temas de su más reciente trabajo, “Evilution”, como también la mayor parte de los éxitos del recordado “Vio-Logic”, e incluso haciendo un medley de su primigenio “Mechanical Human Prototype” para sus fans de antaño, abarcando así todo el salto generacional de sus casi 20 años. El mosh se hizo sentir con toda la fuerza con esta banda, dejando todo listo para el cierre del evento.

Finalmente, A.N.I.M.A.L. subió a tarima con su estilo entre Groove Metal y Nü Metal para la emoción de la nutrida asistencia, quienes corearon y saltaron todas y cada una de las canciones de su aclamado álbum “Poder Latino”. Los argentinos dieron fe de aquel dicho que reza “la experiencia no se improvisa”, brindando de esta manera un concierto para sus verdaderos seguidores, quienes los acompañaron en una y cada una de las canciones de las canciones del mencionado álbum, además de agregar algunos de sus otros éxitos al final de la presentación para no decepcionar. Si bien este tipo de presentaciones no son inusitadas, el tocar todo un álbum en su totalidad no alcanza para enganchar a aquellos no tan cercanos a la banda al ser muy difícil producir una placa de solo éxitos, pero sus seguidores no bajaron la energía con lo que se puede decir que la presentación no desmereció.

En últimas, el EQ Rock Fest estuvo a la talla de las expectativas, llegando a superarlas en todo nivel, proveyendo a su público un espectáculo que no va a olvidar. Asimismo, se da visibilidad a géneros que se han considerado obsoletos, aunque no dejó de tener cierto sabor a nostalgia el presente evento. Igual no importa, el público celebró y gozó, y esto es lo realmente importante en un evento de esta magnitud.

Artículo por Alejandro Bohorquez ” El Profe del Metal”

Relacionado

Coven, Wolfbrigade y Avernal en Santiago (CL). Todos cabemos.

Por: Ana Cubides Parte I. Generalidades. Lo de anoche definitivamente fue un experimento. No aparecía ...