Shop Metal Live

FÉNIX: EL RENACER DEL METAL EN LA COSTA

Por: Fabián Esteban Beltrán

Una de las principales dificultades con las que tropiezan las bandas locales de metal es que en Colombia todo pareciera quedar lejos: muchas de nuestras capitales se ubican a horas de interminables viajes sobre carreteras que serpentean abriéndose paso por la accidentada geografía nacional, dejando a un sin fin de propuestas musicales atrapadas entre cordilleras y ríos.

Esto sumado a que con los fluctuantes precios de los pasajes aéreos y las bandas viajando por sus propios medios, para una banda de cualquier sitio llegar a crear un público en la capital es tan difícil como lo es para las agrupaciones bogotanas aspirar a conquistar regiones lejanas con su música; convirtiendo a las escenas de diferentes lugares en fuegos que se encienden sin llegar a conectarse del todo. Para ponerlo en perspectiva, el tiempo que tardarías en llegar por tierra de Bogotá a la costa, es el mismo que necesitarías para llegar a tres capitales de Europa en diferentes países, algo que contrasta fuertemente en esta era de conexiones instantáneas pero muchas veces efímeras.

Pese a todo lo anterior, son muchas las bandas que logran hacer que su grito retumbe más allá de sus ciudades se origen, incluso en puntos remotos o desde territorios que en teoría se perciben estériles para la música pesada. Este es el caso de Fénix, agrupación cartagenera que despunta entre un reducido puñado de bandas que clavan los estandártes del metal en la arena junto al mar de la bella ciudad ciudad heróica.

Nacidos en 2012 como una idea del cantante y guitarrista Marcos Haydar, el sonido de Fénix bebe a partes iguales del groove, el thrash y el death metal, influencias que se levantan como una muralla impenetrable de riffs y baterías cadenciosas. Javier Bajaire a la guitarra, Hugo Calderón y Miguel Van Bommel tras el kit de tambores completan la formación.

De este sonido da cuenta su primer álbum «Predatory», lanzado en formato digital y cuya repercusión los ha llevado a tarimas tan importantes como la del Miche Rock Fest en Barranquilla y el mismísimo Rock al Parque, que en 2017 les recibió como la primera banda de metal cartagenera en ser invitada a la importante cita anual, en la que sortearon una falla de sonido total en el Escenario Plaza, para luego hacer honor a su nombre y regresar de las cenizas con un ataque sin tregua que les permitió finalizar su show con altura.

El show de Fénix en la codiciada tarima de Rock al Parque abrió horizontes a la medida de su ambición: De inmediato se embarcaron en la confección de lo que será su segundo álbum «Rotten Society» que se espera consolide su propuesta.»Venimos con más fuerza y agresividad con respecto al primer álbum» -explica Marcos- «con este nuevo trabajo queremos que la gente sienta ese poder del primer al último acorde, sin respiro. Líricamente habla de como vivimos en una sociedad podrida, al tiempo que decimos que esto puede cambiar a base de voluntad y fuerza interior».

El álbum cuenta con la colaboración de un grande del metal nacional: Alex Okendo de los paisas Masacre aporta voces en «Corrupted In Utero». Sobre la participación de Okendo en el disco agrega el líder de Fénix: «Fue un honor haber podido trabajar con él, es un aporte de conocimiento y amistad que nos deja para toda la vida».

Mientras se dan las puntadas finales a «Rotten Society» con el arte visual a cargo del baterista Miguel Van Bommel, la banda no pierde tiempo en dar pasos firmes en su consolidación en la competida escena del interior del país. Recientemente actuaron como teloneros de una de sus más notables influencias, los Hermanos Cavalera, que aterrizaron por segunda vez en el país en el marco de su gira conmemorativa de la era «Beneath the Remains» y «Arise» de los indispensables Sepultura. «Fue un mar de sensaciones» -puntualiza Marcos- es muy difícil de explicar porque ellos son parte de nuestra historia e inspiración, fue hasta ahora la mejor noche de nuestras vidas».

A base de determinación y buenos oficios, Fenix aspira a continuar construyendo su lugar en la escena nacional, rebasando los límites de lo geográfico para hacernos entender de una buena vez que el metal de Colombia es mucho más que Bogotá, Cali y Medellín, que esos fuegos que se encienden en tantos rincones del territorio nacional pueden llegar a incendiar el mundo entero si tenemos la suficiente curiosidad para buscar lo que ocurre en el país en materia de metal. Como Fénix, en la costa se levanta una escena curtida por el sol inclemente, resiliente y poderosa representada en bandas como Galil, Incinerating Prophecies, Excomulgación, Putrid Grave y muchas otras que junto al mar empuñan las negras banderas de la música extrema.

para mayor información pueden visitar sus redes sociales Facebook, Instagram y Youtube.

 

Please follow and like us:
0
Shop Metal Live

Relacionado

Misticia presenta el adelanto de su próximo video «SUACHA»

Misticia presenta el adelanto de su próximo video «SUACHA», el cual será lanzado el 23 ...

Instagram
Facebook
YouTube
YouTube
RSS
Follow by Email