Beneath the Remains – Un tributo a Sepultura por A.C.P


Los artistas hacen tributos a sus influencias todo el tiempo consiente o inconscientemente. Algunas veces cuando se calcula demasiado y la pasión se desborda no funciona, pero este no fue el caso por ningún lado.

La idea de grabar un cover salió de una estrategia de promoción creada por Sebastián Posso, dueño de Sokar Estudios, que consistía en invitar músicos reconocidos de la escena extrema colombiana a grabar covers en el que el toca la guitarra, produce, mezcla y masteriza. Dentro de esos planes hay unos productos volados con integrantes de Random Revenge, Suppuration y Corps Sans Organs, entre otros.

Cuando Sebastián nos hizo la invitación se sugirieron covers de Witchtrap, Morbid Angel, Mercyful Fate y un enorme etcétera de vieja escuela, pero nos decidimos por una canción que aparte de cometerla por lo clásica, ya la habíamos tocado hace varios años en vivo –la alineación clásica de A.C.P junto a un cantante invitado y gran amigo, David Jácome de Nonsense Premonition (banda en la cual también toca Sebastián)-, el demoledor opening track de uno de nuestros discos favoritos y corte seminal del catálogo metalero suramericano: “Beneath the Remains” de la influencia absoluta, Sepultura.

Empezamos a ensayarla con algunos arreglos que tenía el cover anterior (ej: blast beats en el coro) y otros nuevos pensados por Miguel Jiménez para la grabación, la meta siendo que se sintiera fiel a la original, pero tuviera una inyección de metal extremo contemporáneo alineado con el estilo tanto de A.C.P como de Nonsense Premonition. Naturalmente los integrantes empezamos a dar ideas más allá de la ejecución, y una de las más llamativas llegó por medio de Hans; incluir a Marc Rizzo (Cavalera Conspiracy, Soulfly, The Corrupters) para hacerse cargo del solo. Marc se mostró interesado y decidimos empezar la grabación.

El proceso fue de los más fluidos que hemos tenido en nuestra carrera pues, aunque llevamos años de compartir tarima y vida junto a NSP, jamás habíamos colaborado juntos en el estudio. La química fue notoria: Santiago grabó baterías en un día con un performance impecable; Hans como siempre un veterano curtido; Miguel y Sebastián dieron cátedra desde down-picking desenfrenado hasta arpegios acústicos. José y Jácome finalizaron, inyectando el thrash original de death metal, black metal y el arsenal completo de rugidos extremos. El ensamble produjo un resultado final con mucha actitud y el espacio ideal para un solo desgarrador.

Terminando la grabación Marc tuvo una emergencia familiar y le fue imposible comprometerse a nuestro cronograma. A pesar de la desilusión encontramos una solución a la medida. Por esa época estábamos trabajando en el Festival del Diablo 3 y en la noche del concierto nos encontramos con Gustavo Adolfo Valderrama (Head Crusher, Perpetual Warfare) -con quien estamos trabajando desde la gira del “Death Comes With Silence” con unos resultados increíbles-, y le gustó mucho el proyecto del cover. Nos dijo literalmente: “Yo les masterizo esa mierda y se las dejo miedosa, güevón.” Obviamente accedimos y fue él quien sugirió incluir a Carlos de Head Crusher. Tuvo todo el sentido del mundo, no solo por la enorme influencia que tiene de Andreas Kisser, sino porque a partir del tour nos volvimos muy buenos amigos.

Carlos accedió con mucho gusto porque tributar una canción así es un desfogue para cualquier metalero suramericano. Nos mandó unos videos caseros de las ideas que tenía, se encerró en un estudio a la distancia y nos envió ese desgarrador solo que por un momento se alcanzó a hacer esquivo.

Los 7 colombianos no podríamos estar más satisfechos con el resultado, esto es pasión voraz por esta música y algo que se hace con naturaleza. Fue natural embalar todo el paquete creándole un arte promocional digno de semejante reunión de músicos, y los aliados eternos de A.C.P. en SHARPBALL desarrollaron un tributo visual llamado “Underneath the Beneath” a partir del original “Nightmare in Red” de Michael Whelan, en el que se puede apreciar el resto del cuerpo pudriéndose del legendario cráneo lleno de animales y maleza. Recuerdos de ver esa portada a los 12 años y pensar es lo más hermoso y macabro que he visto en mi vida; la pareja perfecta para una canción sobre la guerra que resuena fuerte, real y actual en el imaginario colectivo del conflicto en el tercer mundo.

Relacionado

Vobiscum Lucipher presenta su Documental: Historia y Metal desde el Sur de Colombia

Vobiscum Lucipher cuenta su historia por medio de una producción audiovisual, con el que dan ...